domingo, 22 de abril de 2007

La Gran Mentira del Hombre Moderno


¿Cómo es posible tanto dolor?


La perversión como fuente de felicidad es un mal adyacente a la sociedad actual, no es posible sobrevivir como conjunto sin un control social determinante en el dominio de determinados individuos.

El hombre contemporáneo confunde Maldad con depravación mental, el valor moral se antepone al natural, la virtualidad a la realidad...

La "supuesta" inocencia del hombre es una invención abstracta, ¿cuándo dejó de ser inocente el ser humano?;

La culpabilidad no puede encontrarse en el sujeto sino en los límites de la estructura social.

En definitiva, el valor de maldad que cae sobre el hombre patológico no tiene cabida en ninguna teoría social porque es consecuencia de una creación maligna.

11 comentarios:

Google AdSense dijo...

Quieres Ganar dinero con Adsense de Google ?

http://ganadinerocongoogle.blogspot.com/

J.Álvarez dijo...

Yo creo q el hombre es un ser incomprensiblemente impredecible, pero no solamente en lo malvado, sino también en lo bello, y hasta en lo mediocre. Es un ser único, destructivo, entrañable, hasta aburrido a veces... Es un virus rápido, mortal, encantador, horrible, asesino... ¿No? Yo no lo sé, pero Lucifer sabe más q yo, y m gusta leer sus palabras en busca de respuestas, aunque creo q es muy duro, pero... tiene razón.

J.Álvarez dijo...

Más ejemplos:

no hay palabras

andreinax dijo...

ok, tienes razon

Paty dijo...

gracias por tu visita a mi blog.

y tienes razon en lo que posteas...

saludillos!!

La interrogación dijo...

Tienes un blog muy original. Me ha producido mucha curiosidad y me encantaría preguntar pero temo parecer demasiado cotilla o demasiado boba. No se. Seguiré leyendo...

Habitaquo dijo...

Ola!
te interesa un intercambio de enlaces¿?
mi blog es http://habitaquohabitaquos.blogspot.com
me enlazas con el nombre habitaquo y pones un comentario con la direccion que quieres que te enlace y el nombre con el que quieres que te enlace

Contesta,

Gracias

Rosa azul dijo...

te habla una niña mala pero porq asi me ha hecho este horrible mundo. sin embargo sueño con quemar esto mandar al infierno todo lo malo y construir un new blue world... lo se que utopico.
quizas son una muy inocente y tonta niña.
saludos azulitos

El dador dijo...

Hola, si me permites voy a realizar una crítica constructiva a los que dices en este artículo. Introduces dos elementos distintos como son la relatividad de la moral y la necesidad de control social sobre los individuos.

Sin embargo en tu razonamiento una cosa (el necesario control social sobre los individuos) parece llevar indefectiblemente a la otra (el relativismo moral). Dices que es distinto ser un depravado "en realidad" que malo "virtualmente". Bueno, sí, técnicamente es así. Sin embargo, se le puede dar la vuelta a tu afirmación diciendo que si uno es malo "virtualmente" acabará siendo malo en la "realidad".

A pesar de todo ello creo que vas muy bien encaminado hacia la clave del asunto. Hablas de lo natural. Y a pesar de que lo identificas con la realidad, nunca especificas de qué tipo de realidad se trata. Es decir, es una realidad social (para tí está claro que sí), ontológica, humana, política...

En cualquier caso es cierto que si barajamos el concepto de realidad en el marco en que tu lo has incardinado podemos llegar a conclusiones más aceptables desde mi punto de vista. Por ejemplo si barajamos la realidad del ser humano desde un punto de vista ontológico, podremos llegar a la conclusión de que hay determinados comportamientos (a nivel individual o social, pero siempre proyectados hacia un individuo concreto) que son rebrobables indiscutiblemente. Quitar la vida, pegar a un anciano... es algo reprobable mientras el hombre sea hombre por el simple hecho de serlo.

Y con todo esto también creo haber tratado el extremo referente al relativismo moral que había detectado en tu escrito. Si existe una naturaleza humana que nos da pistas sobre la moralidad humana por así decirlo, esa moralidad podrá estar más o menos escondida, será más o menos accesible, complicada o podrá formularse mejor o peor; lo que está claro -al menos para mí- es que no es relativa. Otra cosa es que una persona concreta, o un credo religioso posea la verdad moral integral. Eso es otra cuestión.

Por último tengo que decirte que, a pesar de todo me ha encantado tu bitácora. Es muy sugerente. Fíjate si lo es que mira todo lo que llevo escrito.

Un saludo. Te deseo suerte. Y espero que me hagas una réplica.

Por cierto, quedas invitado a pasarte por mi bitácora Letradura Digital.

Lo dicho, hasta luego.

Alba y Alvaro dijo...

Si te hemos entendido bien, la responsabilidad del mal no está en el individuo sino en su sociedad, pero esta misma sociedad esta construida por individuos. Algo deberíamos poder cambiar.

Besos desde el agua.

Arolternell dijo...

Las guerras cambian muchas cosas,también las grandes crisis,también las grandes revoluciones,violentas o no.

Como individuos podemos cambiar mucho de cara al futuro.Muchas guerras se han basado en ideologías de escritores,filósofos,e incluso poetas,me temo que ese es el sentido en que podemos cambiar las cosas más ampliamente.

Organizar una milicia,una guerra civil,o un golpe de Estado,a la larga sólo es contraproducente,al menos a largo plazo.