domingo, 27 de enero de 2008

La muerte de un Genio


En el seno de la Iglesia Católica Apostólica Romana, y tras una larga dolencia falleció en su domicilio en la ciudad de Reykiavik, Islandia; Robert James Fischer, a los 64 años, de nacionalidad islandés, oriundo de la ciudad de Chicago donde naciese en 1943. Deja una hija Jeny Y. Fischer de 6 años, radicada en Filipinas, a su compañera Mioko Watai, de nacionalidad japonesa, a su ex esposa Marylin Young, de nacionalidad filipina y Campeón mundial de ajedrez de 1972 a 1975, fue campeón de ajedrez de los Estados Unidos de América en diversas ocasiones y condecorado como hijo distinguido de la Ciudad de Nueva York, Estados Unidos, en la que radicó buena parte de su vida. Escribió varios libros, la mayoría publicados y unos pocos, aún inéditos.
Sus restos han sido enterrados en la Iglesia de Laugardalur, Selfoss; Islandia. De acuerdo a sus indicaciones fue realizada una breve ceremonia privada coordinada por su compañera Mioko Watai y el señor Gardar Sverrisson.”Pero los obituarios han sido de todo tipo y los hubo algunos realizados con mucha anticipación, pues desde hace más de cuatro meses, el hospital en que era atendido Fischer lo envió a su domicilio al constatarse que no había manera de que sobreviviera a su dolencia y que esta lo llevaría a su muerte en pocos meses. Uno de estos “obituarios” fue el libro “Fischer va a la guerra” publicado poco antes de su muerte. Ya el libro de Kasparov de la serie de “Mis Grandes Predecesores” anotaba algunas cosas de su vida privada, como el nombre de su verdadero padre, lo de su joven esposa filipina, 37 años menor que él, aunque no se mencionó ni los nombres ni algunas precisiones, lo que si hizo el British Chess Magazine en 2003, que fue demasiado explícito, como se les llama a las fotos cuando las censuran de algunas publicaciones. En unas memorias de una agencia de inteligencia mencionan que el mismo agente, identificado como Madison, que intervino con la caída de Quadros en Brasil, con la muerte de los embajadores canadienses Norman y Wilson (supuestamente uno se suicida y otro sufre un paro cardíaco durante el McCarthismo y se buscaba la cabeza del Primer Ministro de Canadá en 1964), algunos fallidos atentados contra Fidel y finalmente intervino en Chile en 1973, también había controlado a Fischer y a otro GM finlandés, Poutianen, durante la guerra fría. Curiosamente en Rusia se publicó una novela, de muy bajo tiraje, cuyo título podría traducirse como “Peones Bloqueados” donde se relatan historias de espionaje relacionadas con el ajedrez internacional, demasiado similares con algunos rumores oidos en el medio ajedrecístico, dando datos que armarían muchos “rompecabezas” y aclararían muchos asuntos raros de la historia del ajedrez de los años sesenta.

Fuente

2 comentarios:

Maine dijo...

Me encanta el ajedrez, admiraba a Bobby Fisher y me sobrecogió la noticia de su muerte. "El día que murió Bobby Fisher" sería un gran título para una novela... ;)
Saludos desde Maine.

Kurt dijo...

Se ha ido uno de los genios por excelencia del siglo XX. Genio por como ha sido, por lo que ha significado y en fin, para mi no iene mas cmentarios posibles.

Un saludo desde La Warra de los Mundos